miércoles, 2 de agosto de 2017

Lúgubre góndola. Franz Liszt. Por Juan Olaya.

Juan Olaya
Juan Olaya

El 2 de julio de 1881 Liszt se cayó por las escaleras del hotel en el que se hospedaba en Weimar. Aunque sus amigos y colegas se dieron cuenta de la hinchazón que tenía en pies y piernas cuando había llegado a la ciudad el mes anterior, el compositor había gozado razonablemente de buena salud hasta ese momento, y su cuerpo conservaba la esbeltez y flexibilidad de años anteriores.
    El accidente, que lo inmovilizó durante ocho semanas, cambió su estado. Se manifestaron una serie de dolencias: hidropesía, asma, insomnio, una catarata en el ojo izquierdo y una enfermedad cardíaca crónica, que contribuyó finalmente a la muerte de Liszt. 
       Poco a poco, su estado de ánimo decayó y lo invadieron sentimientos de desolación, desesperación y muerte, a los que dio expresión en sus obras de este periodo. 
       Como le dijo a su biógrafa , Lina Ramann, «llevo una profunda tristeza en el corazón que de vez en cuando debe estallar en sonido».   
         Falleció en Bayreuth el 31 de julio de 1886, a la edad de setenta y cuatro años.
 
      La góndola lúgubre fue concebida unos meses antes de la muerte de su yerno y amigo Richard Wagner, en Venecia.
      Liszt se instaló alli  durante el invierno de 1882-1883, ocupando un apartamento del Palacio Vendramin.
      Terrible presentimiento el expresado por esta música, llena de cromatismos e indefinición tonal y muy inspirada, que a la vez expresa el estado anímico de Liszt en este último periodo de su vida.



                                 

No hay comentarios: