miércoles, 26 de noviembre de 2008

EL ATAQUE PICADO


_________________________________________________________________________
MANUAL DEL PIANISTA ed. Labor nº 182
HUGO RIEMANN
§ 10. El ataque «staccato»

Pag.41 El efecto de sonoridad breve y recortada — que es en definitiva lo que caracteriza el staccato — se consigue también por el ataque normal; me refiero al llamado staccato de dedos, que consiste simplemente en abreviar en lo posible la presión sobre la tecla, en soltarla instantáneamente después de atacarla, de suerte que los dos movimientos, ataque y retroceso, se enlacen tan rápidamente que se fusionen, por decirlo así, en un gesto único.

Pero el ataque propiamente llamado staccato es otra cosa ; es mucho mas complejo, aunque no muy difícil.

1º) Mientras que en el ataque de articulación o ataque normal los movimientos de los dedos prodúcense mediante contracciones musculares del antebrazo(para comprobarlo basta palpar el antebrazo con la otra mano mientras se toca, u observar el movimiento de los tendones de la mano), en el verdadero staccato los movimientos proceden de contracciones del sistema muscular del brazo; en virtud de ello se imprime un leve movimiento basculante al antebrazo ; al propio tiempo se afloja la muñeca completamente, de suerte que la mano pende de ella suelta, floja, libremente movible.

2º) Ahora bien; al levantar bruscamente el antebrazo, resulta que no estando la muñeca fija, la mano pende floja, caída, pero por el mismo impulso es lanzada inmediatamente hacia arriba (la muñeca funciona aquí como una charnela), mientras que el antebrazo desciende nuevamente ; en el momento en que la mano vuelve a caer recibe del antebrazo que se levanta otra vez un nuevo impulso, y así sucesivamente.

3º) Como no se trata nunca, claro está, de obtener sólo este libre juego de toda la mano lanzada por el impulso del antebrazo, sino de tocar a la vez determinadas teclas con determinados dedos, se combinan además con los movimientos que acabamos de describir, contracciones Pag.42 musculares del antebrazo que hacen funcionar los dedos por las articulaciones, lo mismo que en el ataque normal, con la sola diferencia de que en este caso la muñeca está completamente aflojada. Esta liberación absoluta de la muñeca es de la más alta importancia ;conviene que esto quede expresamente subrayado.

El ataque staccato suele enseñarse con frecuencia de una manera completamente errónea, a saber : como una especie de ataque de muñeca que procede por contracciones musculares del antebrazo, es decir, que se mantiene el antebrazo completamente fijo, inmóvil, y se levanta la mano por medio de los tendones que rigen a los dedos. El resultado no puede ser otro, claro está : la muñeca se cansa rápidamente y sobreviene la rigidez y dureza de esta articulación. La muñeca no debe participar de una manera activa en el movimiento de conjunto del ataque staccato, sino de una manera simplemente pasiva. Si este movimiento se ejecuta exactamente como lo hemos indicado ( movimiento del antebrazo juego de la articulación del codo, muñeca aflojada, mano suelta) se hará la curiosa observación de que los movimientos de elevación y descenso del antebrazo y de la mano se compensan de tal modo que en conjunto producen sencillamente un leve temblor de la mano que hace aparecer borrosos sus contornos a la vista. Puede decirse que únicamente cuando se puede hacer esta observación se ejecuta correctamente el staccato. Que no se trata de artificioso capricho ni de un movimiento contrario a la naturaleza de los órganos destinados a realizarlo lo demuestra con evidencia Pag.43el hecho de que hasta un niño es capaz de ejecutarlo correctamente con un poco de ejercicio, mientras que el ataque de muñeca (con la muñeca participando activamente en el movimiento) no se aprende sino con gran trabajo- Adviértase de paso que con el ataque de muñeca no se llega jamás a dominar con soltura el juego en octavas, mientras que se consigue sin gran dificultad valiéndose del ataque staccato. Los movimientos particulares de los dedos en el ataque staccato se ejecutan exactamente lo mismo que en el ataque normal; estos movimientos no se oponen ni contradicen a los de conjunto.

El valor práctico de este modo de ataque es tan extraordinario que consideramos completamente erróneo no empezar su estudio hasta muy avanzado el curso ; lo lógico es, al contrario, practicar desde un principio todos los ejercicios de dedos, escalas, arpegios, etc., alternativamente en los dos modos de ataque principales a saber : a) con ataque de articulación (muñeca elástica) legato, y b) con ataque de antebrazo (articulación de codo y muñeca suelta) staccato.
________________________________________________________________________________________
EL PIANO. Ed. Ricordi 11ª edición revisada
ALFREDO CASELLA

El picado. Pag.106

Si el ligado es base esencial del estudio pianístico, no menos importante es el picado. Este se subdivide en dos clases:

1º) el que se obtiene con el simple movimiento del dedo haciéndole abandonar la tecla ni bien tocada, es decir sin intervención de la mano, la cual permanece mientras tanto inmóvil,

2º) y el picado normal, el llamado de pulso, el que se realiza levantando de inmediato la mano, con un ligero movimiento de la muñeca. De estas dos formas, la primera es realmente excepcional.

Finalmente, una tercera y utilísima forma de picado es la que resulta de la combinación de las dos precedentes: abandono inmediato de la tecla por parte del dedo, acompañado con el levantamiento de la mano por acción del pulso.

Será de gran utilidad el estudiar con el picado, pasajes destinados a ser tocados con el ligado. Primeros, ante todo, las escalas y los arpegios. Estos se podrán ejercitar utilizando el picado de la primera forma, y más tarde con las dos restantes.

Más adelante será necesario perfeccionar el picado dividiéndolo en picado seco (V) y en picado ordinario (•). A éstos se le agregará más tarde el que señala (Ç) y que se conoce con el nombre de semi-picado.

Será también utilísimo aprender a repetir una misma nota con un mismo dedo. Este aspecto de la técnica es poco estudiado, porque en las diferentes ediciones, aún las más recientes, se es fiel a la clásica digitación 4 3 2 1, o bien, 3 2 1, mientras que es necesario saber también repetir una misma nota muchas veces con un mismo dedo. Dado que así se procede en la técnica de las octavas, no hay razón que impida la utilización del mismo procedimiento en casos como los siguientes:


























________________________________________________________________________________________
RÍTMICA DINÁMICA Y PEDAL Ed Ricordi 9ª edición LEIMER Y GIESEKING
Capítulo V. Géneros de toque. Pag 42

Non legato, portamento, staccato

Como hemos visto más arriba, con la acción de levantar oportunamente los dedos, y sobre todo en el simple toque de dedos, el ligado se convierte en non legato.
Cuando la acción de levantar se produce tan a tiempo que el apagador ya haya podido actuar antes de que ocurra el nuevo ataque, ya no se podrá hablar de un efecto de ligado, y se producirá el non legato.

Cuando la respiración entre las dos notas se hace algo mayor, el non legato se convierte en portamento, que en la escritura se expresa mediante puntos y un arco de ligadura sobre las notas. Portamento significa "toque arrastrado" (portado). Por ello se lo emplea en general en sucesiones un tanto lentas de notas, mientras que en sucesiones más rápidas sólo se puede llegar al non legato como medida máxima de separación. En las escalas de extrema rapidez no se puede lograr esto siquiera porque el apagador necesita tiempo para caer, y sólo se puede llegar al non legato como medida máxima de separación. En las escalas de extrema rapidez no se puede lograr esto siquiera porque el apagador necesita tiempo para caer, y sólo es posible el toque ligado.
El portamento y el non legato se obtienen con el simple toque de dedos y con el lanzamiento y el balanceo desde la muñeca, desde el codo o acaso desde el hombro, pero también mediante el toque por presión, sobre todo en combinación con las posibilidades de toque nombradas en primer término. En tanto que la esencia del non legato y del portamento es sólo la separación de un sonido del otro y que el valor de la nota no se reduce con ello de manera apreciable,




el staccato es en cambio el género de toque que además de la separación en las sucesiones de notas, tiene por objeto dar a la nota la menor duración posible. En la escritura el staccato se indica con puntos o rayas verticales —más o menos como puntos de admiración—sobre las notas. Cuando los puntos corresponden a notas largamente tenidas, como redondas, blancas, etc., esa indicación debe considerarse como abreviación en cada caso del valor de la nota, y ésta ha de mantenerse durante un tiempo más o menos equivalente a la mitad de su valor. Entonces ya no son notas en staccato, pues el carácter del staccato es precisamente un toque brevísimo de la nota y requiere que se retire el dedo de la tecla con la mayor rapidez posible.

El staccato se efectúa haciendo rebotar directamente el dedo después del ataque, o haciendo que el mismo se deslice rápidamente sobre la tecla en un movimiento hacia adentro.

Cuando se toca con los dedos fijos es posible realizar el staccato desde la muñeca, desde el codo y desde el hombro, y debe emplearse en esa forma ante todo en las sucesiones de octavas y de acordes.

También en el staccato de dedos debe ejercitarse el alumno. Un staccato muy marcado y agudo es, como ya hemos señalado, muy poco frecuente. Felipe Manuel Bach hacia ejecutar el staccato en los instrumentos de entonces, "como si se tocara sobre teclas ardientes".












________________________________________________________________________________________
MEJORE SU TÉCNICA DE PIANO Ed. Ma non troppo
JOHN MEFFEN
Capítulo V. El ataque

Pag.72 Ataque staccato

Tocar staccato necesita una aproximación diferente. Cuando hay un punto debajo o encima de una nota quiere decir que el compositor o el editor indican que esa nota debe tocarse con un ligero staccato. La instrucción staccato se refiere únicamente al final de la nota, y no a su principio. Con esto quiero decir que cuando se nos pide que hagamos una nota staccato simplemente pag73 tenemos que dejar de tocarla antes, y no tocarla con más intensidad que sus vecinas. A menudo, los estudiantes en su avidez por dejar la nota pronto pulsan con más fuerza al principio. Esto ocurre simplemente porque sus pensamientos están tan concentrados en aplicar la suficiente fuerza para poder retirar rápidamente la mano de la nota, que incurren en el error de suministrar esa fuerza una fracción de segundo antes de lo necesario, de ahí que produzca una nota corta, pero acentuada.
Cuando necesitarnos un síaccato reforzado (stacatissimo) se indica con una especie de pequeño triángulo por encima o por debajo de la nota (véase pág. 131).
Para tocar una nota con staccato ligero deberíamos abordarla como si tocáramos legato, pero con una duración un poco menor a lo indicado por la partitura, creando una mínima pausa entre ella y la siguiente nota, lo justo para permitir «que pase la luz». Interpretadas de esta manera, una corchea staccato y una negra staccato tienen una duración diferente. Tocando legato nadie haría una negra con la misma duración que una corchea (o al menos eso es lo que esperamos), pero es sorprendente cuántos estudiantes hacen una negra staccato tan corta como una corchea staccato.

Staccato de dedo
El staccato más que una forma específica de ataque es un estilo, pero su ejecución está regida por cómo usamos nuestros dedos y manos, y eso debe ser considerado en este momento. La mejor manera de tocar la forma más ligera de staccato, en especial cuando se toca velozmente, es con el ataque de dedo. Algunas autoridades sugieren una acción acariciante, arrastrando el dedo a través de la tecla hacia la palma de la mano,
mientras que otros recomiendan un alzamiento vertical del dedo. Ambos métodos requieren un brazo equilibrado y una acción delicada de los dedos.

Pag.74 Staccato de mano o de muñeca
Se realiza alzando la mano y usando sólo 1a articulación de la muñeca. Este tipo de staccato se consigue más fácilmente si el antebrazo se mantiene ligeramente por encima del nivel del teclado y se permite que la mano y los dedos apunten hacia las teclas, que si mantiene la muñeca baja y alza la mano por encima de ella. Este es la clase de staccato que Chopin aconsejaba usar a sus discípulos para contrarrestar la pesadez en la ejecución (véase pág. 50). Una nota staccatissimo se toca con un acento y normalmente se permite que suene sólo un instante, pero incluso así una negra marcada como staccatissimo debería ser más larga que una corchea con la misma indicación.

Non legato

Hay un estado intermedio entre el legato y el staccato llamado non legato. Este es un efecto muy útil que puede añadir claridad sin llegar u estropear el fluir general de la música. Para lograr una buena técnica de non legato, toque primero el pasaje en cuestión con un legato bien controlado. Cuando suene suave y uniformemente, rompa la sensación de transferencia de peso entre cada nota, permitiendo que la tecla que suba complete su recorrido ascendente justo antes de que la tecla que esté descendiendo pase por el punto de inicio. La ruptura de la sensación de transferencia de peso no debería ser tan perceptible como en un pasaje staccato, pero a su vez ahora tendría que ser lo suficientemente significativa para separar las notas en cuestión. La duración real de las notas, así como los espacios entre ellas, sólo pueden ser decididos tras haber realizado una escucha cuidadosa.


1 comentario:

Kenee Calderón dijo...

Gracias por el contenido sobre géneros de toque, me viene de maravilla.

Intentaré dar con algún librGracias por el contenido sobre géneros de toque, me viene de maravilla.

Intentaré dar con algún libro.o.